sábado, 20 de octubre de 2012

Capitulo 15: Pesadilla real


Daniella P.O.V:
-Llévame hasta Charlie, ya no nos quedan más que unos pocos minutos-nos dirigimos hacia el lugar donde había dejado acostado a Charlie. Su piel había cambiado y ya no parecía de terciopelo tostado por el sol, ahora parecía un muñeco de porcelana, que se podía romper al menor contacto, y su pecho bajaba con gran dificultad mientras respiraba. Aria se llevo un brazo hacia la boca y con sus dientes desgarro la parte de la muñeca. Vi su expresión de humillación y dolor claramente, y como su sangre caía dentro de los labios entreabiertos de Charlie, tratando de despertarlo, justo en el momento que la vela daba su último latigazo de fuego y se apaga con un susurro.
Esperamos unos segundos sin que nada pasara, y cada instante mi corazón latía con más fuerza por la desesperación de perderlo. Después de unos minutos, Aria tomo mis manos con delicadeza y las separo del pecho inmóvil de Charlie. Ella había dejado de sangrar, y en su lugar solo quedaba una fea cicatriz de lo que había sido el corte.
-No-susurre-no, el no puede morir, hay un error-mis voz cobró fuerza y comencé a gritar-¡NO! EL ME LO PROMETIO. ESTO NO PUEDE ESTAR PASANDO- Aria agarro con fuerza mis hombros y me forzó a mirarla, mientras yo seguía negando con la cabeza y gritando cosas ininteligibles-¡Suéltame!
-Daniella escúchame-cuando vio que yo no le ponía atención, me dio una bofetada que me dejo quieta de la sorpresa-sé cómo te sientes, pero no hay nada que podamos hacer, hemos llegado demasiado tarde-ella miro a Logan en busca de ayuda, pero él se limito a negar con la cabeza y apartar la mirada.
-Está conmocionada, no hará caso a nada de lo que digas-dijo Logan-será mejor que la sueltes antes de que ella las dañe a las dos en su intento de zafarse.
-Lo que tu digas-Aria me soltó y yo me precipité sobre Charlie. No quería creer lo que me decían, me negaba a perder mi última esperanza, pero mientras más pasaba el tiempo, mas caía en la cuenta de que lo que decían era cierto. Ya no quedaba nada. Estaba completamente sola. Todo mi esfuerzo se había ido de bruces. Y era solo culpa mía.
No era capaz de llorar, pero tenía unas locas ganas de poder hacerlo para liberar todos los sentimientos que bullían en mi pecho vacio. Sentía la mirada de Aria y Logan taladrando mi nuca, pero poco me importaba. Pasaron varios minutos sin que ellos se movieran, mientras yo susurraba palabras desgarradoras. Después, me calme lo suficiente como para preguntarme qué es lo que haría ahora. Decidí despedirme de él a mi manera, y lo primero que hice fue cerrar sus ojos verde agua para que pareciera dormido. Mire su rostro con desolación y me di cuenta de que su boca seguía abierta y manchada de sangre. Justo en ese momento se me ocurrió algo, quizás era una locura pero tenía que intentarlo. Si esto no funcionaba, me daría por vencida y aceptaría que él, que él estaba…vamos, me reproche mentalmente, debes hacerte a la idea de que él puede estar muerto, y tratar de fingir que eso no era posible era inútil. Me puse manos a la obra, me lleve mi muñeca a la boca como había hecho Aria, pero no deje que ella y Logan vieran lo que estaba haciendo, porque o si no me detendrían antes de que lo hiciera. Sigilosamente desgarre mi piel y deje entrever mis venas, por las cuales antes corría sangre. En cambio, ahora había un particular líquido azulado, que actuaba como sangre. Qué raro, todos los vampiros que yo conocía no tenían sangre, entonces ¿Por qué yo sí? Todo era demasiado complicado para que lo pensara ahora, ya lo averiguaría más tarde, cuando tuviera tiempo de sobra.
Rápidamente rompí esas venas azuladas, para que mi decisión no flaqueara. Acerque mi muñeca a su boca y le di de beber esa rara sangre.
-¿Pero qué…?- Logan se había dado cuenta de lo que estaba haciendo. Pero era demasiado tarde-¿Cómo puedes tener todavía sangre? Se supone que no tendrías sangre al año de creada
-Daniella, ¿Qué haces?-Aria se me acerco y vio el liquido azulado cayendo en la boca de Charlie, agarro mi mano y la aparto de su boca, pero yo la empuje y volví a colocarla sobre sus labios-¿Qué es lo que estas pensando? ¡Esto lo puede matar!
-No importa, por lo menos habré hecho el intento-me lleve mi muñeca a la boca y la lamí para que cicatrizara. Luego puse ambas manos en el pecho de Charlie y las moví para que el tragara; estuve así como 15 minutos, hasta que note que el pecho de Charlie se movía levemente mientras sus pulmones volvían a la vida. Sonreí aliviada, y comencé a darle masajes en los pulmones hasta que el volvió a respirar de manera normal. Todavía no habría los ojos, pero podía sentir que pronto lo iba a hacer. Aria me miraba asombrada, y no era capaz de decirme nada, incluso Logan parecía anonadado. El se adelanto hasta donde yo estaba y me miro con suspicacia.
-Bien cabezota, lo reviviste. Pero, ¿Ahora qué? Nos saldrán telarañas si esperamos que despierte por su cuenta. Deja que yo acelere las cosas-no alcance a responderle antes de que se parara y volviera rápidamente con un vaso de agua en las manos.
-Logan, ¿Qué crees que vas a…?-no alcance a terminar de hablar, cuando el vació todo el vaso directamente en la cara de Charlie. El se despertó sobresaltado y miro asustado hacia todas partes antes de darse cuenta quien lo había mojado.
-TU-le dijo a Logan furioso. Luego miro a Aria sorprendido, se me había olvidado que él no la conocía todavía. Después dirigió sus ojos hacia mí. Su primera reacción fue de alivio, pero luego su cara se retorció hasta formar una mueca de miedo y rabia. No entendía porque él me miraba así, y trate de extender una mano hacia su hombro pero él se alejo de mi mano y se puso fuera de mi alcance.
-Charlie tranquilo, ella no te hará daño-dije mirando a Aria. Pensé que él estaba confundido, ya que lo último que había visto antes de entrar a ese sueño era la cara de Aria mientras lo mataba.
-Pensé que ya te habías ido, que ya había acabado-me contesto apuntándonos con un dedo tembloroso.
-¿De qué está hablando?-pregunte. La verdad es que la actitud de Charlie empezaba a darme miedo.
-Creo que él no habla de Aria-dijo Logan observando a Charlie fijamente, mientras este último se agazapaba en una esquina lejos de nosotros.
-Los dos comienzan a asustarme-le espete a Logan-Charlie soy yo, Daniella, ¿Te acuerdas de mí cierto?
-Da… ¿Daniella?-tartamudeo el aludido en respuesta.
-Dani tengo que decirte algo urgente-me dijo Aria.
-Ahora no por favor, ¿No ves que estoy ocupada?-mientras decía esto me acercaba lentamente a Charlie, que cerraba los ojos con mayor fuerza a cada paso que daba.
-No, aléjate demonio-susurraba.
-¿A quién le dices, a Aria? Ella está bastante lejos de ti-esto era demasiado confuso así que seguí aproximándome.
-Daniella, en serio tengo que decírtelo ahora-Aria se veía impaciente.
-Pues bien, dilo ya- ella tomo una gran bocanada de aire y me miro seria. Yo no entendía que sucedía y como ya estaba cerca de Charlie extendí mi mano para tocarlo, pero él se apretujo más aun contra la pared.
-No te acerques más imitación barata, ¿Por qué no atacas de una vez?-me dijo Charlie mirándome con desprecio y asco.
-No entiendo de que hablas…
-Eso es lo que trato de explicarte vampira, el no te ve como en realidad eres, el te ve como la prueba que tenía que pasar para recuperase solo, y que falló. Te ve como su mayor enemiga-me detuve en seco y aleje mi mano de golpe de Charlie, no podía creer lo que estaba sucediendo y no quería escuchar más, pero Aria continúo explicando-esta es tu maldición por haber estado en contacto con la esencia de niebla, con el liquido de la botella que le di a Shadow-recordé vagamente mi encontronazo con la demonio-tomaras la forma de la peor pesadilla de tu amado ante sus ojos, por quizás quien sabe cuánto tiempo.
-Debes estar equivocada, tienes que estarlo…
-Es cierto, si no me crees pregúntale al lobo-mire a Charlie con dolor y trate de hablarle, pero la voz me fallo y no pude gesticular palabra. Avergonzada y dolida, hui de donde estábamos y me fui a encerrar en mi pieza.

P.O.V. Charlie:
Ya estaba, ya no tendría de que preocuparme, había muerto y ya. No más dolor, no mas angustia ni rabias. Pero eso también significaba renunciar a todo lo que amaba y extrañaba, mi familia, mis amigos y a…Dani. Su imagen floto por mi mente mientras me sumía en la oscuridad de la muerte, mientras me dejaba llevar por la inconsciencia. La imitación demoniaca de Daniella seguía bebiéndose mi sangre lentamente, hasta dejarme seco. Cerró mis ojos con sus enormes dedos y lo último que recuerdo de eso fue su voz:
-Adiós para siempre, Charlie- todo se volvió negro.

Oscuridad. Eterna oscuridad. Era todo lo que veía y sentía, no podía percibir nada más que no fuera esa absorbente oscuridad, pero de la nada surgió una luz que se aproximaba con rapidez, y comencé a percibir mi cuerpo y a volver a sentir el aire en mis pulmones. Sentía que alguien estaba cerca de mí y me ayudaba a despertarme. Sentía el murmullo de unas voces, pero no entendía lo que decían y no podía procesar muy bien sus palabras.
Estaba preparándome para abrir los ojos cuando un golpe de agua fría cayó sobre mi rostro, despertándome de golpe. Mire asustado hacia todas partes con el corazón latiendo a mil por hora. Lo primero que vi no fue lo que yo hubiera deseado, estaba Logan mirándome socarronamente y al lado del había una hermosa chica que se me hacia  conocida y a la vez me daba un miedo irracional. Luego fije mi mirada en una chica que me observada atentamente, mi corazón se acelero más de lo que ya estaba. Estaba a punto de decirle algo cuando mi visión se distorsiono y la chica que veía ahora era la peor de mis pesadillas.
/////////////////////////////////////////////////////////////////////
Holaa! disculpen la demora, lean y disfruten:)

1 comentario:

  1. Me encanta me encanta.
    Publica pronto por favor.

    ResponderEliminar